Podcasts de historia

La colonización portuguesa de Cabo Verde

La colonización portuguesa de Cabo Verde


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La colonización portuguesa de las islas de Cabo Verde (Cabo Verde) comenzó a partir de 1462. Inicialmente concebidas como una base para dar a los marineros acceso directo al comercio de África occidental, las islas del Atlántico central pronto se convirtieron en un importante centro del comercio de esclavos en el Atlántico. Se utilizaron esclavos en las plantaciones de azúcar de las islas y se vendieron a barcos que navegaban hacia las Américas.

A diferencia de las otras islas atlánticas bajo control portugués, el grupo de Cabo Verde estaba sujeto a vientos áridos y lluvias irregulares, lo que hacía que la vida allí fuera precaria. Dadas las concesiones comerciales para la costa africana, los caboverdianos lograron que su agricultura fuera sostenible, y sus textiles de algodón, en particular, tenían una gran demanda en el continente. Cabo Verde era de importancia estratégica como base de reabastecimiento para los barcos que navegaban hacia y desde territorios portugueses en las Indias Orientales y Brasil. Las islas enviaron esclavos africanos a través del Atlántico y los usaron hasta tal punto en el archipiélago de Cabo Verde que finalmente la población se mezcló racialmente con pocos vínculos culturales con Europa en el siglo XVII. Las islas se independizaron de Portugal en 1975.

Geografía y clima

Ubicado a unos 500 kilómetros (310 millas) de la costa de África Occidental (Mauritania y Senegal), el grupo de islas de Cabo Verde lleva el nombre del cabo más occidental del continente africano. Hoy en día hay nueve islas habitadas, la capital es Praia en Santiago (São Tiago). El puerto más importante es Mindelo en São Vicente. Las otras islas son Boa Vista, Brava, Fogo, Maio, Santo Antão, São Nicolau y Sal. Santa Luzia es una isla deshabitada y hay varios islotes.

Las islas tienen una topografía variada, algunas relativamente planas y otras montañosas. Pico es un volcán activo en Fogo y el punto más alto del grupo a 2.829 metros (9.281 pies). Las islas se dividen en dos grupos: Barlovento (Barlavento) y Sotavento (Sotavento), nombres que indican los fuertes vientos que pueden soplar desde el otro lado del Atlántico.

Las islas de Cabo Verde resultaron ser un trampolín útil para los marineros decididos a realizar expediciones de descubrimiento más al sur.

Las islas no están bendecidas con abundantes fuentes de agua y las precipitaciones son irregulares, aunque a menudo torrenciales cuando llegan. El suelo es poco profundo pero rico gracias a los orígenes volcánicos de las islas. El clima suele ser moderado, pero los vientos áridos hicieron que el trigo, la vid y el olivo no pudieran cultivarse como en otros territorios portugueses. Había pocas fuentes de carne en la isla, siendo los murciélagos el único mamífero autóctono. Una fuente de carne fueron las tortugas marinas que anidan en algunos de los islotes.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Descubrimiento

Es probable que Cabo Verde fuera conocido por antiguos marineros como los fenicios, marineros islámicos y africanos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XV que nadie se interesó seriamente por poblar las islas. Dos marineros genoveses, navegando bajo la bandera de Portugal, descubrieron el archipiélago en 1460. Se llamaban Antonio y Bartolomeo da Noli.

La Corona portuguesa estaba ansiosa por obtener acceso directo al oro de África occidental y las islas de Cabo Verde les proporcionaron un medio útil para navegar por la costa y evitar a los estados islámicos en el norte de África que tenían la intención de monopolizar el comercio africano. El primer gran obstáculo fue geográfico: ¿cómo navegar alrededor del cabo Bojador y poder regresar a Europa contra los vientos dominantes del norte? Las respuestas fueron un mejor diseño de barcos (carabelas con velas latinas) y un rumbo audaz que partía lejos de la costa africana y usaba vientos, corrientes y áreas de alta presión para navegar de regreso a casa.

El príncipe Enrique el Navegante (también conocido como Infante Dom Henrique, 1394-1460) había patrocinado expediciones de descubrimiento que llevaron a la colonización portuguesa de Madeira (1420) y las Azores (1439). Estas islas resultaron ser un trampolín útil para los marineros interesados ​​en realizar expediciones de descubrimiento más al sur. En 1462, fue el turno de Cabo Verde de sumarse a los activos marítimos y agrícolas de Portugal.

En 1462 llegaron colonos portugueses a Santiago y fundaron Ribeira Grande, que sería la capital durante los próximos 250 años. Inicialmente, las islas fueron cedidas al príncipe Fernando, sobrino y heredero del príncipe Enrique, pero en 1495 volvieron al control total del monarca, entonces rey Manuel I de Portugal (r. 1495-1521).

Si bien África occidental era, por el momento, el monopolio de Portugal, hubo algunas disputas con España por las islas atlánticas, particularmente sobre quién debería tener posesión de las islas Canarias y Cabo Verde. El Tratado de Alcáçovas-Toledo de 1479-80 estableció que las Canarias eran dominio de España, mientras que Portugal controlaba el Cabo Verde, Azores y Madeiras. También hubo algunas cláusulas vagas adicionales al tratado que causarían problemas más adelante, como el derecho de Portugal a futuros descubrimientos en África y el de España a islas más allá de las Canarias, intereses que finalmente se identificaron como el Caribe e incluso las Américas.

Asentamiento

Al igual que con la colonización portuguesa de las Azores y Madeira, la Corona dividió las islas y entregó 'capitanías' (donatarias) como parte del sistema del feudalismo para alentar a los nobles a financiar su desarrollo. El primer 'capitán' de Santiago fue Antonio da Noli. Cada 'capitán' o donatario se le dio la responsabilidad de asentarse y desarrollar su área a cambio de privilegios financieros y judiciales. semarias. Los hombres a los que se les dio esa tierra tenían la responsabilidad de limpiarla y comenzar a cultivar dentro de un período determinado. Las capitanías se convirtieron en cargos hereditarios en muchos casos. El modelo de donatarias se aplicaría a otros territorios coloniales portugueses en el futuro, especialmente en Brasil.

Cabo Verde estaba idealmente ubicado para enviar esclavos del continente africano y luego ponerlos a bordo de los barcos de esclavos que cruzaban el Atlántico.

Los colonos eran una mezcla de portugueses en su mayoría (particularmente de las Azores y la región de Algarve de Portugal), algunos inmigrantes judíos que buscaban libertad religiosa, indeseables de Portugal como deportados y varios italianos y franceses. Más tarde llegaron también colonos ingleses y africanos.

Al igual que con la colonización portuguesa de Madeira y las Azores, la caña de azúcar se plantó con grandes esperanzas. Sin embargo, la aridez de las islas limitó los rendimientos. Las sequías y las hambrunas no eran infrecuentes debido a las precipitaciones muy irregulares. Los colonos introdujeron animales como cabras y ganado, y los bosques fueron talados para dar paso a la agricultura, en detrimento del suelo a largo plazo. Además del azúcar, los productos de las islas de Cabo Verde incluían un tinte rojo del liquen orchil, depósitos de sal (en Maio, Sal y Boavista), granos y raíces de origen africano, maíz introducido de América, mandioca y batata. En Santiago se criaron caballos en el siglo XV que luego fueron enviados a la costa africana. Los textiles de algodón producidos en las islas tenían una gran demanda en la costa continental y fueron diseñados específicamente para ese mercado utilizando patrones africanos tradicionales. También había un diseño caboverdiano específico (seis franjas de blanco, negro y azul) y las tiras de tela de este diseño incluso se usaban como una forma de moneda en las islas.

La Corona portuguesa había concedido a los caboverdianos el derecho a comerciar con las comunidades costeras africanas en 1466, y se les concedieron exenciones fiscales. Existían algunas condiciones, como que solo los residentes que habían estado en las islas durante cuatro años podían comerciar y solo podían hacerlo con mercancías de las islas de Cabo Verde. Estos favores probablemente se otorgaron porque la agricultura en la isla no era confiable. El acuerdo significó que los asentamientos comerciales portugueses se establecieron en el continente, lo que podría aprovechar el comercio africano bien organizado que vio a las mercancías viajar desde el interior a lo largo de los principales ríos (por ejemplo, Gambia y Senegal) hasta la costa. Los bienes adquiridos incluían oro, esclavos, marfil, pimienta, cera de abejas, goma de mascar y tinte. En esta etapa, los portugueses no hicieron ningún intento de conquista, ya que carecían de mano de obra y, en cualquier caso, era innecesario ya que las redes comerciales existentes estaban muy bien establecidas y organizadas. A veces se construyeron fortificaciones para proteger los centros comerciales, pero siempre se construyeron con el permiso de los jefes locales. Las buenas relaciones comerciales entre las islas y la costa trajeron otras ventajas como la posibilidad de arrendar tierras para el cultivo cuando había malas cosechas en las islas y que los caboverdianos ofrecieran refugio a los exiliados durante las guerras tribales en el continente.

Las islas siguieron teniendo un valor estratégico para los navegantes. El histórico viaje de Vasco da Gama alrededor del Cabo de Buena Esperanza a la India en 1497-8 se detuvo en las islas. La épica expedición de Fernando de Magallanes también requirió reabastecimiento en las islas de Cabo Verde durante la primera circunnavegación del mundo en 1519-22.

Esclavitud

Las islas realmente ganaron mayor prominencia cuando despegó el comercio de esclavos en las Américas. Cabo Verde estaba en una ubicación ideal para enviar esclavos del continente africano y luego ponerlos a bordo de los barcos de esclavos que cruzaban el Atlántico para ser utilizados como mano de obra en las plantaciones del Caribe, América del Norte y Brasil. En el viaje de regreso, estos barcos trajeron mercancías comerciales que luego se comercializaron a través de Cabo Verde y luego a África y Europa.

Los esclavos también trabajaban en las plantaciones de azúcar y algodón en las islas de Cabo Verde y en la industria de producción de indigo die. Los tres productos se exportaron, junto con telas hechas en la isla, al continente africano y se intercambiaron por esclavos, que luego se enviaron a América. A los esclavos se les dio una serie de lecciones básicas en portugués y cristianismo, las cuales los hicieron más valiosos si alguna vez llegaban a las Américas. Estas lecciones también aliviaron la conciencia de los comerciantes de que de alguna manera estaban beneficiando a los esclavos y dándoles la oportunidad de lo que consideraban la salvación eterna. Alrededor de 3.000 esclavos al año realizaban el terrible y a menudo mortal viaje a través del Atlántico. Muchos Cape Vedereans libres también fueron, atraídos por las posibilidades de la nueva presencia de Portugal en Brasil.

El comerciante y esclavista florentino Francesco Carletti visitó las islas de Cabo Verde en 1594. Da la siguiente descripción vívida del comercio de esclavos en Santiago:

… Compramos setenta y cinco esclavos, dos tercios de hombres y un tercio de mujeres, tanto jóvenes como viejos, grandes y pequeños. Todos fueron mezclados según la costumbre del país en un rebaño, así como en nuestro país compraríamos ovejas, habiendo tomado primero todas las precauciones necesarias para asegurarnos de que estuvieran en buen estado de salud, tuvieran buena constitución y no tuvieran defectos corporales. . Luego, cada propietario los marca, o para decirlo más apropiadamente, los marca con su propia marca. Este está hecho de plata y se calienta en la llama de una vela hecha de sebo con la que se unge la quemadura. La marca se hace en el pecho, o en el brazo o en la espalda para que sean reconocidos.

… Los esclavos estaban embarcados en el barco que habíamos alquilado, los hombres de debajo de la cubierta apretados y apretados unos contra otros de tal manera que tenían gran dificultad para girar de un lado a otro cuando querían. Las mujeres fueron alojadas a su manera en la cubierta dondequiera que pudieran encontrar espacio en el barco.

(Newitt, 156-8)

Como Cabo Verde estaba mucho más lejos de Portugal que las otras colonias del Atlántico (unas dos semanas navegando), las islas atrajeron a menos colonos europeos, especialmente mujeres. Como consecuencia, europeos y africanos se casaron en las islas, creando una cultura afro-portuguesa que tenía una fuerte influencia religiosa y artística africana. Muy a menudo fueron estos caboverdianos mestizos libres los que se establecieron en los puestos comerciales de la costa de África.

Otra influencia cultural fue la de los barcos portugueses que navegaban desde el este y que hacían escala en las islas en su camino de regreso a Europa. Como la unión principal entre los imperios portugueses africanos, americanos e indios, Cape Verdes fue sin duda un crisol de culturas. Además, el número de esclavos residentes aumentó constantemente hasta superar en gran medida a los colonos libres. En 1582, las poblaciones de Fogo y Santiago, todavía las dos islas principales, estaban compuestas por 1.600 blancos y mestizos. mulatos, 400 negros libres y 13.700 esclavos.

La riqueza que atraviesa las islas y su valor estratégico atrajeron inevitablemente la atención no deseada de otras potencias europeas, en particular Inglaterra y España, pero también piratas de diversas nacionalidades. Los piratas atacaron el archipiélago en 1541, y los ingleses llegaron en 1585 y 1592. La primera incursión inglesa fue dirigida por Francis Drake (c. 1540-1596 EC) y resultó en el saqueo de varios asentamientos en Santiago. Estas últimas incursiones se habían desarrollado desde que Felipe II de España (r. 1556-1598) se había apoderado de Portugal en 1580, por lo que las islas de Cabo Verde eran vistas como un objetivo legítimo por los enemigos de España. En 1598, una flota holandesa atacó las islas cuando la competencia internacional alrededor de África Occidental se volvió cada vez más intensa. Las rutas comerciales también se trasladaron al paso directo entre Europa y África Occidental, por lo que las islas entraron en declive. Una serie de sequías a lo largo del siglo XVI empobreció aún más las islas. En 1712, el pirata francés Jacques Cassard atacó las islas con la consecuencia de que Praia se convirtió en la capital en un proceso gradual que no se completó por completo hasta 1770.

Historia posterior

A medida que decaía la fortuna de las islas, muchos caboverdianos emigraron a las islas portuguesas de Santo Tomé y Príncipe oa América del Norte, donde la industria ballenera ofrecía empleo. Esto fue especialmente así con el fin de la trata de esclavos en 1876. Las islas siempre han sido estratégicamente importantes y ahora se volvieron útiles como base de reabastecimiento de combustible para los barcos de vapor que cruzaban el Atlántico y bajaban por la costa de África, incluso si la apertura del Suez Canal en 1869 significó que los barcos con rumbo al este ya no tenían que rodear el Cabo de Buena Esperanza. Se desarrolló una importante estación de carbón para el paso de barcos en Mindelo en São Vicente.

Los diversos grupos nacionales de las islas se casaron al principio de la historia de la isla, por lo que la mayoría de los isleños de hoy son de ascendencia mixta europea y africana, conocidos como mestizo o Crioulo, que es también el nombre de la lengua hablada (con el portugués aún dominando en contextos más formales). El catolicismo romano sigue siendo la religión dominante y la península Ibérica todavía domina las importaciones y exportaciones. Cabo Verde se independizó de Portugal en 1975 en un traspaso menos tumultuoso que el observado en las colonias portuguesas del continente africano. Las islas luego se convirtieron en la República de Cabo Verde. Cidade Velha (antes Ribeira Grande) en Santiago está catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por su rica arquitectura colonial.


Historia de las islas de Cabo Verde

La historia de Cabo Verde es típica y, sin embargo, única por su ubicación. Durante tres siglos, las islas fueron escenario de la trata transatlántica de esclavos, exilio de presos políticos de Portugal y lugar de refugio para judíos y otras víctimas de la persecución religiosa durante la Inquisición hispano-portuguesa. Pero incluso en el siglo XIX, los esclavos llevaban vidas muy diferentes a las de América del Norte o del Sur: en Cabo Verde, las familias se desarrollaron a partir de la gente "libre" y los esclavos que vivían juntos en paz y de forma natural. Situada en el centro entre Europa, América y el Océano Índico, Cabo Verde ahora puede mirar hacia atrás y ver un logro significativo: el nacimiento de una cultura y un idioma criollo completamente nuevos, que evolucionó a partir de la mezcla de grupos étnicos muy diversos. El pueblo criollo asumió un papel precursor en el movimiento independentista de África en su aparentemente interminable batalla contra la colonización. También asumieron la paternidad intelectual de una de las constituciones más modernas en uno de los pocos sistemas pluralistas pero estables de la región.

Período de descubrimiento, trata de esclavos y hambruna

Los descubridores de Cabo Verde, los portugueses, describieron las islas a su llegada en 1456 como "completamente deshabitadas". En cualquier caso, todavía no hay evidencia de vida humana antes de la descoberta.

Los portugueses pretendían establecer nuevas rutas comerciales y mercancías, así como ampliar su conocimiento de la geografía, ya que los comerciantes islámicos controlaban el comercio transahariano de oro y esclavos al norte y sal al sur. Los turcos dominaban la ruta terrestre a lo largo del Mediterráneo para el comercio de especias y telas con la India, cobrando elevados derechos de aduana. El objetivo era descubrir un nuevo acceso controlado por cristianos al oro, los esclavos y las especias en África Occidental y la India.

La historia registrada de Cabo Verde comienza con el descubrimiento portugués en 1456. Las posibles referencias tempranas se remontan a unos 2000 años. Los exploradores portugueses descubrieron las islas en 1456 y describieron las islas como deshabitadas. Sin embargo, dados los vientos predominantes y las corrientes oceánicas en la región, las islas pueden haber sido visitadas por moros o wolof, serer o quizás pescadores lebou de la costa de Guinea (región).

El folclore sugiere que las islas pueden haber sido visitadas por árabes, siglos antes de la llegada de los europeos. [Cita requerida] El escritor e historiador portugués Jaime Cortesão (1884-1960) informó una historia que se sabía que los árabes habían visitado una isla que ellos conocido como & # 8220Aulil & # 8221 o & # 8220Ulil & # 8221, donde tomaron sal de salinas naturales. Algunos creen que pueden haberse referido a la isla de Sal.

Descubrimiento y asentamiento europeo

En 1456, al servicio del príncipe Enrique el Navegante, Alvise Cadamosto, Antoniotto Usodimare (un capitán veneciano y genovés, respectivamente) y un capitán portugués anónimo, descubrieron conjuntamente algunas de las islas. En la década siguiente, Diogo Gomes y António de Noli, también capitanes al servicio del príncipe Enrique, descubrieron las islas restantes del archipiélago. Cuando estos marineros desembarcaron por primera vez en Cabo Verde, las islas estaban desiertas de gente pero no de vegetación. Los portugueses regresaron seis años después a la isla de São Tiago para fundar Ribeira Grande (ahora Cidade Velha), en 1462, la primera ciudad europea de asentamiento permanente en los trópicos.

En España, el movimiento de la Reconquista estaba creciendo en su misión de recuperar las tierras católicas de los musulmanes moros que habían llegado por primera vez como conquistadores en el siglo VIII. En 1492 también surgió la Inquisición española en su máxima expresión de antisemitismo. Se extendió al vecino Portugal donde el rey João II y especialmente Manuel I en 1496, decidió exiliar a miles de judíos a Santo Tomé, Príncipe y Cabo Verde.

Los portugueses pronto trajeron esclavos de la costa de África occidental. Ubicado en las grandes rutas comerciales entre África, Europa y el Nuevo Mundo, el archipiélago prosperó gracias a la trata transatlántica de esclavos en el siglo XVI.

La prosperidad de las islas atrajo una atención no deseada en forma de saqueo a manos de muchos piratas, incluido Sir Francis Drake de Inglaterra, que en 1582 y 1585 saqueó Ribeira Grande. Después de un ataque francés en 1712, la ciudad perdió importancia en relación con Praia, que se convirtió en la capital en 1770.

Período colonial

En 1747, las islas sufrieron la primera de las muchas sequías que las han azotado desde entonces, con un intervalo medio de cinco años. La situación se agravó por la deforestación y el pastoreo excesivo, que destruyó la vegetación del suelo que proporcionaba humedad. Tres grandes sequías en los siglos XVIII y XIX provocaron la muerte de hambre de más de 100.000 personas. El gobierno portugués casi no envió ayuda durante ninguna de las sequías. [Cita requerida]

Abolición de la trata de esclavos

El declive del lucrativo comercio de esclavos en el siglo XIX fue otro golpe para la economía del país. La frágil prosperidad se desvaneció lentamente. El apogeo colonial de Cabo Verde había terminado.

Artículo principal: Historia de la inmigración caboverdiana en Estados Unidos

Fue por esta época que los caboverdianos comenzaron a emigrar a Nueva Inglaterra. Este era un destino popular debido a las ballenas que abundaban en las aguas alrededor de Cabo Verde, y ya en 1810 los barcos balleneros de Massachusetts y Rhode Island en los Estados Unidos (EE. UU.) Reclutaron tripulaciones de las islas Brava y Fogo.

A finales del siglo XIX, con la llegada del transatlántico, la posición de la isla a lo largo de las rutas marítimas del Atlántico hizo de Cabo Verde un lugar ideal para reabastecer a los barcos de combustible (carbón importado), agua y ganado. Por su excelente puerto, Mindelo (en la isla de São Vicente) se convirtió en un importante centro comercial durante el siglo XIX, principalmente porque los británicos utilizaron Cabo Verde como depósito de almacenamiento de carbón con destino a América. La zona del puerto de Mindelo fue desarrollada por los británicos para este propósito.

La isla se convirtió en una estación de cable submarino y de carbón, y hubo mucho trabajo para los trabajadores locales. Este fue el período dorado de la ciudad, donde adquirió las características culturales que la convirtieron en la actual capital cultural del país. Durante la Segunda Guerra Mundial, la economía colapsó debido a que el tráfico marítimo se redujo drásticamente. A medida que la industria británica del carbón entró en declive en la década de 1980, esta fuente de ingresos se agotó y Gran Bretaña tuvo que abandonar sus intereses caboverdianos, lo que terminó siendo el golpe final para la economía local altamente dependiente.

Aunque los caboverdianos fueron tratados mal por sus amos coloniales, les fue un poco mejor que a los africanos en otras colonias portuguesas debido a su piel más clara. Una pequeña minoría recibió educación y Cabo Verde fue la primera colonia afro-portuguesa en tener una escuela de educación superior. En el momento de la independencia, una cuarta parte de la población sabía leer, en comparación con el 5% en la Guinea portuguesa (ahora Guinea-Bissau).

Sin embargo, esta generosidad finalmente resultó contraproducente para los portugueses, ya que los caboverdianos alfabetizados se dieron cuenta de las presiones para la construcción de la independencia en el continente, mientras que las islas continuaban sufriendo frecuentes sequías y hambrunas, a veces por enfermedades epidémicas y erupciones volcánicas, y el gobierno portugués hiciste nada. Miles de personas murieron de hambre durante la primera mitad del siglo XX. Aunque el movimiento nacionalista parecía menos ferviente en Cabo Verde que en Portugal y otras posesiones africanas, el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC, acrónimo del Partido Africano de la Independencia da Guiné e Cabo Verde portugués) se fundó en 1956 por Amílcar Cabral y otros panafricanistas, y muchos caboverdianos lucharon por la independencia de Guinea-Bissau [2].

En 1926 Portugal se había convertido en una dictadura derechista que consideraba a las colonias como una frontera económica, que debía desarrollarse en interés de Portugal y los portugueses. La hambruna frecuente, el desempleo, la pobreza y la incapacidad del gobierno portugués para abordar estos problemas causaron resentimiento. El dictador portugués António de Oliveira Salazar no estaba dispuesto a ceder sus colonias tan fácilmente como los británicos y los franceses habían renunciado a las suyas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Portugal tenía la intención de conservar sus antiguas colonias, desde 1951 llamadas territorios de ultramar. Cuando la mayoría de las antiguas colonias africanas obtuvieron la independencia en 1957/1964, los portugueses aún resistieron. En consecuencia, después de la masacre de Pijiguiti, el pueblo de Cabo Verde y Guinea-Bissau libró una de las guerras de liberación africanas más largas.

Después de la caída (abril de 1974) del régimen en Portugal, los disturbios generalizados obligaron al gobierno a negociar con el PAIGC, y el 5 de julio de 1975 Cabo Verde se independizó de Portugal.

La primera bandera nacional de Cabo Verde.

Inmediatamente después de un golpe de Estado en noviembre de 1980 en Guinea-Bissau (la Guinea portuguesa declaró su independencia en 1973 y se le concedió la independencia de jure en 1974), las relaciones entre los dos países se tensaron. Cabo Verde abandonó su esperanza de unidad con Guinea-Bissau y formó el Partido Africano por la Independencia de Cabo Verde (PAICV). Desde entonces se han resuelto los problemas y las relaciones entre los países son buenas. El PAICV y su predecesor establecieron un estado de partido único y gobernaron Cabo Verde desde la independencia hasta 1990.

Respondiendo a la creciente presión por una apertura política, el PAICV convocó un congreso de emergencia en febrero de 1990 para discutir los cambios constitucionales propuestos para poner fin al régimen de partido único. Los grupos de oposición se unieron para formar el Movimiento por la Democracia (MPD) en Praia en abril de 1990. Juntos, hicieron campaña por el derecho a participar en las elecciones presidenciales programadas para diciembre de 1990. El estado de partido único fue abolido el 28 de septiembre de 1990, y el Las primeras elecciones multipartidistas se celebraron en enero de 1991.

El MPD obtuvo la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional, y el candidato presidencial del MPD António Mascarenhas Monteiro derrotó al candidato del PAICV & # 8217s por el 73,5% de los votos emitidos frente al 26,5%. Sucedió al primer presidente del país, Arístides Pereira, que había servido desde 1975.

Las elecciones legislativas de diciembre de 1995 aumentaron la mayoría del MPD en la Asamblea Nacional. El partido ocupó 50 de la Asamblea Nacional y 72 escaños. Una elección presidencial de febrero de 1996 devolvió al poder al presidente António Mascarenhas Monteiro. Las elecciones de diciembre de 1995 y febrero de 1996 fueron juzgadas libres y justas por observadores nacionales e internacionales.

En la campaña electoral presidencial de 2000 y 2001, dos ex primeros ministros, Pedro Pires y Carlos Veiga fueron los principales candidatos. Pires fue el primer ministro durante el régimen del PAICV, mientras que Veiga se desempeñó como primer ministro durante la mayor parte de la presidencia de Monteiro, y se hizo a un lado solo cuando llegó el momento de hacer campaña. En lo que podría haber sido una de las carreras más cerradas en la historia electoral, Pires ganó por 12 votos, y él y Veiga recibieron cada uno casi la mitad de los votos.


Aculturación y asimilación

Los estadounidenses de Cabo Verde llevan consigo una historia de privaciones y devastación en los Estados Unidos. La fuerza que desarrollaron los fortalece mientras enfrentan obstáculos en la vida en un nuevo país. Los inmigrantes caboverdianos no solo vigilan por sí mismos en un nuevo país, sino que continúan trabajando por el mejoramiento y la supervivencia de sus compatriotas caboverdianos que permanecen en las islas.

Se definió la distinción entre "negros" y "blancos" en la América a la que llegaron los caboverdianos y los caboverdianos enfrentaron prejuicios. El Dr. Dwayne Williams, director ejecutivo de la Sociedad de Herencia Negra de Rhode Island, habló sobre los caboverdianos a un grupo de la Universidad Brown en Providence en febrero de 1997. Explicó que incluso cuando los estadounidenses intentaron clasificar a los caboverdianos como negros y, a menudo, los descartaron por eso, "los caboverdianos [todavía] se negaron a encajar en este marco. Eso los diferencia". Los caboverdianos nacidos en el siglo XIX, y antes de la Primera Guerra Mundial en las islas y en América, crearon una identidad distinta, separada de sus antepasados ​​africanos. No se consideraban a sí mismos como "afroamericanos" de la misma manera que lo hacían los descendientes de los esclavos estadounidenses. Para ellos, su sangre europea era una parte tan importante de su ascendencia como lo era su sangre africana. Eso fue cierto especialmente para aquellos que se establecieron lejos de los entornos caboverdianos concentrados de Nueva Inglaterra y se mudaron al Medio Oeste. Debido a que la mayoría de ellos eran católicos romanos en un país donde pocos afroamericanos compartían esa fe, los caboverdianos estadounidenses se encontraban con mayor frecuencia en compañía de otros católicos blancos. Muchos de estos católicos blancos eran inmigrantes de Europa del Este, que también luchaban por integrarse en su nuevo país. Los caboverdianos se consideraban portugueses y solían expresar esa distinción cuando se cuestionaba su identidad.

Los inmigrantes caboverdianos, al igual que sus compañeros feligreses blancos y compañeros de trabajo de fábrica en barrios étnicos, hablaban un idioma diferente. Aunque muchos de ellos se vieron obligados a vivir en vecindarios negros debido al color de su piel, las generaciones anteriores de caboverdianos estadounidenses mantuvieron una sociedad separada de otros afroamericanos que los rodeaban. Sus costumbres, su idioma y su religión los mantuvieron unidos en familias extensas muy unidas. Los caboverdianos, a mediados del siglo XX, a menudo tenían familias numerosas, con cinco o más hijos. Para los católicos, que practicaban una fe que prohibía el control de la natalidad y el aborto, los niños eran aceptados como una consecuencia natural del matrimonio. Porque los católicos caboverdianos soportaron un pasado marcado por una gran incertidumbre a causa de las sequías y las hambrunas, y los niños fueron aceptados no solo por una cuestión de fe. También fueron recibidos con alegría ante la perspectiva de continuar y sobrevivir durante las generaciones venideras.

Cuando los hijos y nietos de las primeras oleadas de inmigrantes se involucraron en el movimiento de derechos civiles de la década de 1960, surgió un nuevo sentido de solidaridad con otros afroamericanos. Los estadounidenses de Cabo Verde de la generación posterior a la Segunda Guerra Mundial en particular vieron las similitudes entre sus propias luchas y las luchas de otros afroamericanos. Si bien los estadounidenses de Cabo Verde de mayor edad desaprobaban estos lazos, la lucha por la independencia del dominio portugués en las islas se encaminaba hacia la victoria. Los caboverdianos se mudaron a lugares de todo el mundo, desde Macao hasta Haití, Argentina y el norte de Europa.

A fines del siglo XX, la comunidad caboverdiana en América había crecido en su conciencia de sí misma y en sus oportunidades para expresar su identidad. Los estadounidenses de Cabo Verde que estaban dispersos por todo Estados Unidos, desde comunidades bien establecidas en Nueva Inglaterra y el sur de California hasta grupos más nuevos en áreas metropolitanas como Atlanta, comenzaron a renovar su herencia con las generaciones más jóvenes.

TRADICIONES, ADUANAS Y CREENCIAS

El catolicismo romano proporciona gran parte de la herencia religiosa de Cabo Verde, pero las costumbres y creencias animistas persisten en las prácticas de los caboverdianos en América y en las islas. Las supersticiones nacidas de su ascendencia africana incluían la creencia en las brujas, los poderes de los curanderos y la medicina no tradicional. Nuno Miranda, curandero y espiritualista reconocido por todos los caboverdianos en el siglo XX, fue el responsable de transmitir muchas de esas costumbres. Con el tiempo, muchas creencias paganas se entrelazaron en la celebración de las fiestas católicas romanas.

PROVERBIOS

Muchos proverbios continúan pasando de las generaciones mayores nacidas en las islas a las generaciones más jóvenes nacidas en América. Estos proverbios reflejan las vidas a menudo turbulentas del pueblo caboverdiano, por ejemplo: Quien se queda no se irá. Quien nunca se fue ya no volverá Sin irse no hay regreso Si morimos en la partida, Dios nos dará vida en el regreso Cubre tal y como tu paño lo permita (no muerdas más de lo que puedas masticar) A La muchacha bonita es como un barco con todas sus banderas a barlovento ¿Quién no quiere ser lobo si no se le desgasta la piel? ¿Quién se mezcla con cerdos comerá salvado? Un pobre extranjero se come crudo y poco cocido. No hay mejor espejo que un viejo. amigo Buen ternero chupa leche de todas las vacas Quien no se arriesga, no prueba (la vida) El tonto es el pan de los tacaños Lo bueno termina pronto. Lo malo nunca termina.

COCINA

La comida que comen la mayoría de los caboverdianos es el plato Katxupa, o Cachupa. Los caboverdianos ofrecen muchas variaciones leves de esto, pero las dos versiones principales son Cachupa rica, indicando la inclusión de carne para la rica, o gente rica y Cachupa povera, para los pobres, que no pueden pagar la carne. Los ingredientes principales del platillo son maíz batido, carne molida, tocino, salchichas, patas de cerdo, papas, frijoles secos, repollo, ajo, cebolla, hojas de laurel (laurel) y sal y pimienta al gusto. Todos estos ingredientes se cocinan lentamente juntos en una olla grande durante varias horas. A veces se elabora con pescado en la comunidad estadounidense de Nueva Inglaterra y en las islas, donde abunda el pescado.

Otro plato favorito es Canja de galinha, que incluye pollo, arroz y tomates, y se cocina con cebolla, ajo, salvia y hojas de laurel. Este plato siempre se incluye en los funerales, o en momentos de grandes celebraciones y fiestas familiares. Jagacida se cocina con frijoles de lima o riñón, sal, pimienta y perejil fresco, y se sirve con carne o aves . Caldo de peixe es una sopa de pescado, y una de las favoritas entre una cultura isleña que depende del pescado como principal fuente de alimento. Lagaropa, un pez mero rojo, nativo del mar que rodea las islas, se utiliza cuando está disponible. La costumbre dicta que cuando alguien está sufriendo por un consumo excesivo de alcohol, es necesaria una versión picante de la sopa para recuperarse. Por algo dulce Pudim de Leite, se sirve un simple pudín de leche. Siempre que se sirve comida entre los caboverdianos, el factor importante es la unión de familiares y amigos, celebrar el regalo de la comida y compartirla con amor.

MÚSICA

Las penurias y pruebas de la patria caboverdiana, y sus luchas en las tierras a las que emigraron, ha dado como resultado una música llena de melancolía, o morna, como se conocen las baladas tradicionales. Los caboverdianos disfrutan de las melodías de la hermosa mezcla de guitarra, violín y voz. Las letras de las canciones a menudo reflejan las separaciones sufridas a lo largo de las olas de inmigración, particularmente entre las islas y América. John Cho escribió en su artículo, "Las arenas de Cabo Verde", que "dada una historia tan llena de pérdidas y partidas, además de tener a los portugueses (ellos mismos conocidos por su naturaleza pensativa) como su componente europeo, no es una sorpresa que la música popular de Cabo Verde está impregnada de melancolía. La alienación y el abandono forzado de las raíces también han influido, ya que el grueso de la población está compuesto por descendientes de esclavos africanos de diversos orígenes étnicos que fueron separados de sus historias y tuvo que desarrollar una lengua y una cultura criollas bajo un régimen colonial particularmente despiadado. Una analogía obvia es el desarrollo de otra gran música de la melancolía, el blues, también por esclavos y su progenie en los Estados Unidos ". En Estados Unidos, los caboverdianos han continuado su devoción por su música. Además, su herencia llevó a un interés y participación en la música distintivamente estadounidense, el jazz.

VACACIONES

Las principales festividades de los caboverdianos estadounidenses se basan principalmente en sus creencias cristianas e incluyen la Navidad, la Fiesta de San Juan Bautista y la celebración del Carnaval, el período de una semana que precede al Miércoles de Ceniza y el comienzo de la temporada de Cuaresma. La celebración de los santos constituye muchas de las otras celebraciones entre los caboverdianos. La mayoría de las festividades en las islas y en el extranjero ocurren durante los meses de mayo, junio y julio, y algunas, como la Fiesta de Todos los Santos y el Día de los Difuntos, ocurren a principios de noviembre. Además de celebrar el 4 de julio como el Día de la Independencia de los Estados Unidos, su país adoptivo, los caboverdianos estadounidenses comparten el reconocimiento mundial del propio día de la independencia de las islas del dominio colonial portugués el 5 de julio. Los caboverdianos de la zona de Nueva Inglaterra celebran la fiesta de San Juan con desfiles tradicionales, baile de cola y comidas favoritas.

PROBLEMAS DE SALUD

Los estadounidenses de ascendencia caboverdiana no padecen ninguna enfermedad reconocible o específica para ellos. Sin embargo, tienen un mayor riesgo de hipertensión arterial y diabetes que es común entre los afroamericanos.

Debido al papel único de los caboverdianos como grupo cultural aislado en Estados Unidos, los servicios sociales que abordan problemas como el abuso doméstico y la violencia juvenil y la delincuencia no estuvieron disponibles hasta finales de la década de 1990. Hasta entonces, mujeres y hombres sufrían en silencio por deferencia a la familia y a la Iglesia católica. Esta situación comenzó a cambiar cuando personas como José Barros y su Dudley Street Neighborhood Initiative en la sección Roxbury de Boston, y Noemia Montero con el Log School Family Education Center en Dorchester, otro vecindario del área de Boston, desarrollaron programas para el mejoramiento de los inmigrantes caboverdianos. algunos de ellos aún no son ciudadanos estadounidenses, que lucharon contra la identidad, la pobreza y la mala educación.


Comercio transatlántico de esclavos

Reconstruir el pasado siempre será una tarea difícil debido a la naturaleza de los registros disponibles y sus consiguientes adornos por parte de los autores para transmitir los eventos en una luz neutra. Sin embargo, se pueden hacer esfuerzos para reconstruir las historias de ciertas épocas, sobre todo la trata transatlántica de esclavos, porque sabemos que los relatos históricos muy significativos son ciertos. Se trata, por tanto, de llenar los huecos para pintar un cuadro que reproduzca fielmente una línea de tiempo congruente con lo conocido.

Debido a mi pasión por investigar la historia, soy capaz de dar un relato razonable del pasado aunque admitiré libremente que está teñido por un punto de vista particular que me apasiona y, como leerán, tengo un cierto sabor que provoca Me permite sacar conclusiones con un contexto de búsqueda de la verdad.

Les doy aquí, mi relato de los hechos que nos hacen avanzar ...

Es desde Portugal desde donde comienzo este relato, ya que es de esta tierra donde comenzaron mis antepasados ​​patriarcales y es de aquí también donde nacieron hechos notorios posteriores. Desde las desigualdades de Portugal y la Iglesia Católica Romana en su vilipendio de lo que llegó a ser la Trata Transatlántica de Esclavos hasta la colonización de importantes extensiones de tierra en todo el mundo, Portugal es, con mucho, un digno contendiente para mi atención.

Continuando con los relatos de Nuno Alvares Pereira en el siglo XV, es evidente que lo que infectaría al Reino de Portugal era un hambre insaciable por el dominio de la tierra, el comercio y la gente. Esta fue de hecho la 'Edad de Oro' a los ojos de muchos de sus ricos habitantes y el deseo era demasiado grande para que sus líderes hicieran otra cosa que continuar con su dominio de los mares y un deseo insaciable de conquista.

Siendo una de las primeras naciones europeas en comenzar a construir un imperio colonial, no solo fue un momento de gran exploración, sino también un momento de aprovechar al máximo el poder que la Monarquía Papal tenía sobre los derechos y privilegios de cada ser humano en el planeta. Privilegios que permitirían a los colonialistas un "pase libre" para secuestrar, violar, torturar y asesinar a cualquier población indígena que se considerara no del orden cristiano.

Fue durante este siglo cuando aparentemente los marineros portugueses & # 8216 descubrir & # 8217 & # 8217 colonizarían varios archipiélagos atlánticos, incluidos Azores, Madeira, Cabo Verde y la costa "africana". Esto condujo a la esclavitud de los primeros pueblos negros (africanos) y al inicio de la trata transatlántica de esclavos. En 1441, los capitanes portugueses Antão Gonçalves y Nuno Tristão capturaron a 12 negros en Cabo Branco (la actual Mauritania) y los llevaron a Portugal como esclavos.

Traficantes de esclavos europeos y africanos

Los dos mapas a continuación muestran audazmente lo que iba a ser la última descripción del área entonces ampliamente conocida llamada El Reino de Judá (Whidah) de donde vinieron los esclavos secuestrados en la Costa de los Esclavos. Más allá en el interior de Negroland y hacia el oeste hasta Liberia, varios millones de personas fueron masacradas, violadas, torturadas y vendidas como esclavas, no solo por los mismos comerciantes de esclavos coloniales, sino también por los propios africanos que se habían convertido en sus vecinos durante varios años. siglos antes.

Siempre se supo entre las tribus africanas que los hebreos eran un pueblo extranjero y estas historias se transmitieron a través de las edades a medida que llegaban las nuevas generaciones. Aún así, hasta el día de hoy, muchas de las naciones africanas saben muy bien que el llamado & # 8216 afroamericano & # 8217 nunca fue africano en primer lugar. Fue vendido como esclavo, a los colonialistas, simplemente porque las riquezas que podían proporcionar, ofrecidas por sus cautivos, eran demasiado atractivas para rechazarlas.

Era inaceptable que los colonialistas al comienzo de la trata de esclavos entraran en el corazón de África, sobre todo porque temían lo que les podría pasar una vez que entraran al interior. Así que fue predominantemente coordinado por los reyes africanos que controlaban las tierras y debido al hecho de que los israelitas hebreos eran extranjeros en la tierra, fue una tarea fácil y una buena recompensa para los gobernantes africanos reclamarlos como intrusos y venderlos. ellos como esclavos de los comerciantes coloniales.

El mapa temprano de Negroland muestra las regiones costeras de la trata transatlántica de esclavos.

Muchos más de esta docena de esclavos son traídos a Portugal durante los siguientes 3 años, lo que responde a la necesidad de que los comerciantes obtengan ganancias de los compradores de la mano de obra y al mismo tiempo se establezcan como hombres de negocios con los comerciantes africanos en la tierra negra. En 1444, De Freitas aterriza 235 africanos secuestrados y esclavizados en Lagos. Es el primer gran grupo de esclavos africanos traídos a Europa.

Cuando se llevó a cabo la primera subasta de esclavos, la gente en Portugal comenzó a ver la realidad de lo que estaba sucediendo y se habló mucho entre la gente común cuando comenzaron a hablar, enfurecidos al ver lo que estaba sucediendo con estos indígenas robados. La separación de familias sin duda golpeó sus corazones cuando las familias robadas fueron separadas por compradores de esclavos. Sin embargo, hizo muy poco para influir en la Corona o los comerciantes de esclavos que estaban absortos en aumentar sus ingresos. De hecho, tuvo el efecto contrario de solo ayudar a solidificar los estatutos de práctica que se establecieron.

Los comerciantes de esclavos pudieron justificar la esclavitud a través de precedentes que permitían el uso de esclavos, adquisiciones cautivas por guerra o comercio. Utilizando abogados y decretos papales que les ayudaron a relegar a los esclavos a posiciones inferiores de la humanidad, se abrió el camino para el holocausto más horrendo que eclipsa todo lo que se ha infligido a cualquier raza en la historia del mundo, incluida la judía. holocausto de los nazis

Para aclarar un argumento que justificaba la esclavitud de los cautivos, la gente históricamente ha citado las leyes que prevalecieron en toda la Europa cristiana anteriormente. Todos los prisioneros de guerra podían ser esclavizados justificadamente, pero en el siglo XIII, había un consenso general de que los cristianos solo podían esclavizar a los no cristianos siempre que fueran capturados en una guerra justa. La guerra "justa" que se cita es de naturaleza cruzada. Estaba dentro del poder de la Santa Iglesia Romana autorizar la guerra contra los "infieles" con la expectativa de que los conquistados se convirtieran al cristianismo lo antes posible. Sin embargo, los reyes portugueses creían que tenían autoridad suficiente para declarar la guerra a los "infieles" de África occidental, independientemente de la autorización papal, y cualquier duda sobre la legitimidad de la esclavitud desapareció rápidamente cuando las guerras fueron reconocidas como "cruzadas" y, por lo tanto, indiscutiblemente justas.

house362 / wp-content / uploads / 2017/02 / Pope-Nicholas-V-300x225.jpg? resize = 300% 2C225 & ampis-pendiente-load = 1 "/>

Papa justifica & # 8217s la trata transatlántica de esclavos

En 1442, D. Henrique quiso elevar las incursiones en África Occidental al estado de una cruzada para poder legitimar la trata de personas y también atraer la mano de obra necesaria con la promesa de "indulgencias espirituales". Sus deseos fueron concedidos en la Bula Papal. "Illius qui".

1452, el Papa Nicolás V emitió la Bula Papal "Dum Diversis ’ autorizando a los portugueses a reducir a los no cristianos a la condición de esclavos y enemigos de Cristo en África Occidental. El complejo portugués & # 8216sugar-slave & # 8217 también se inicia y el azúcar se planta por primera vez en la isla portuguesa de Madeira. Por primera vez, se pone a trabajar a esclavos africanos en las plantaciones de azúcar.

Sin embargo, oficialmente, la mayor parte del comercio entre los portugueses y África occidental se limitaba al comercio amistoso. El nuevo modo de adquirir esclavos parecía necesitar una justificación teniendo en cuenta que estaban comerciando con "infieles" que actualmente estaba prohibido por ser enemigos de la cristiandad. Los portugueses hacen un breve trabajo de la autoridad requerida y en 1455 el Papa Nicolás V emitió la Bula Papal "Romano Pontífice' dándoles derechos exclusivos para conquistar y esclavizar legalmente al pueblo de África Occidental. Los siguientes cien años de esclavitud, conquista y guerra se perpetúan por una referencia bíblica subyacente a la difícil situación de los esclavos negros. Para justificar los horrores, la gente situaría la aceptación de la esclavitud debido a la raza pecadora de Cam, cuyo hijo, los descendientes de Canaán habían sido maldecidos por su padre Noé.

Arreglos de transporte de barcos de esclavos inhumanos

En la década de 1460, los colonos portugueses comenzaron a habitar las islas de Cabo Verde debido a su exuberante paisaje tropical, sus valles y su proximidad a la costa de África occidental, es un territorio privilegiado en las rutas marítimas para los comerciantes entre Europa, África occidental y la Américas. Establecieron plantaciones en las propiedades de los colonos y # 8217 utilizando algunos de los esclavos capturados que se dirigían a Madiera, Portugal y España.

A pesar de la oposición papal, los comerciantes españoles comenzaron a comerciar con un gran número de esclavos en la década de 1470. Carlos de Valera de Castilla en España trae 400 esclavos de África y la trata de esclavos comienza a extenderse como una enfermedad. Casi una década después, João Afonso Aveiro entra en contacto con el reino y con Benin. Los portugueses se asentaron en la isla de Santo Tomé, en África occidental. Esta isla deshabitada de África Occidental está plantada con azúcar y poblada por esclavos africanos por los portugueses. El asentamiento extendió y desarrolló así el complejo azucarero-esclavo que se había iniciado en Madeira.

Alrededor de este tiempo, se establece un acuerdo comercial con el Reino de Dahomey. Aunque los líderes de Dahomey parecieron inicialmente resistir el comercio de esclavos, floreció en la región de Dahomey durante casi trescientos años, comenzando en 1472 con un acuerdo comercial con comerciantes portugueses, lo que llevó a que el área & # 8217s fuera nombrada & # 8220 la Costa de los Esclavos & # 8221. Alrededor de 1750, el rey de Dahomey ganaba aproximadamente 250.000 libras esterlinas al año vendiendo los llamados & # 8216 africanos & # 8217 a los traficantes de esclavos europeos en la Empresa Transatlántica de Comercio de Esclavos.

Puerta de comercio transatlántico de esclavos sin retorno

El nombre de Dahomey Kingdom & # 8217 finalmente cambió a Benin. La capital & # 8217s nombre Porto-Novo es de origen portugués, que significa & # 8220Nuevo puerto & # 8221. Originalmente fue desarrollado como un puerto para la trata de esclavos. El más inquietante de todos los recuerdos para mí es la & # 8216Door of No Return, (port du non retour) en Ouidah (Whidah | Reino de Judá), un antiguo puesto de trata de esclavos en Benin que todavía se mantiene hoy como testimonio de los horrores de la trata transatlántica de esclavos. Como lo último que vieron muchos de los esclavos cuando fueron enviados a los barcos que esperaban y se prepararon para el largo y terrible viaje, estoy demasiado perplejo y mal equipado para comprender el significado de lo que mis ojos perciben al mirar este puerta más repulsiva tal como está a todo color, una realidad de traición.

Para 1497, todos los judíos y musulmanes libres habían sido expulsados ​​de Portugal o convertidos al cristianismo y, a mediados del siglo XVI, la Corona había intensificado sus esfuerzos para bautizar al esclavo negro de la cristiandad en los puestos comerciales reales de África. Algunos librepensadores comenzaron a tener serias dudas sobre la legitimidad de la trata de esclavos, cuestionando si los esclavos habían sido adquiridos con justicia y si el método de propagar la fe cristiana era efectivo. En su mayoría eran españoles bajo la influencia de Las Casas y Victoria, que habían llamado la atención sobre la difícil situación de los indios americanos. Dado que Hispanoamérica era uno de los principales destinos de los esclavos de África occidental, no era de extrañar que se preocuparan por la justicia de los medios utilizados para adquirir a los esclavos africanos que a menudo reemplazaban a la menguante mano de obra indígena americana.

Costa de esclavos de África occidental y comercio transatlántico de esclavos # 8217

El trabajo de los esclavos en las islas de Cabo Verde generó un comercio rentable con la región africana que se conoce como Guinea Portuguesa o la Costa de los Esclavos. Los esclavos trabajan en las plantaciones de Cabo Verde, cultivando algodón e índigo en los fértiles valles. También se emplean en fábricas de tejer y teñir, donde estos productos básicos se transforman en telas. La tela se cambia en Guinea por esclavos. Y los esclavos se venden por dinero en efectivo a los barcos esclavistas que realizan visitas regulares a las islas de Cabo Verde.

Comercio Transatlántico de Esclavos Comercio Triangular

house362 / wp-content / uploads / 2017/02 / João-de-Barros-lithograph-by-Luiz-after-a-portrait-by-Legrane.-267x300.jpg? resize = 267% 2C300 & ampis-pendiente-load = 1 "/>

Este comercio africano, junto con la prosperidad de las islas de Cabo Verde, se expande enormemente con el desarrollo de plantaciones intensivas en mano de obra que cultivan azúcar, algodón y tabaco en el Caribe y América. Los portugueses imponen el monopolio del transporte de esclavos africanos a su propia colonia de Brasil. Pero otras naciones con intereses transatlánticos pronto se convierten en los principales visitantes de la Costa de los Esclavos.

En el siglo XVIII, la mayoría de los barcos que realizan este terrible comercio son británicos. No desperdician parte de su viaje, habiendo desarrollado el procedimiento conocido como el comercio triangular, convierten el comercio transatlántico de esclavos en una empresa monumental de proporciones bíblicas.

Dentro del primer espacio en el tiempo estaba un tal Joao de Barros, educado en la casa del heredero aparente portugués y se convirtió en un buen erudito clásico. Su romance caballeresco Crónica do Imperador Clarimundo (1520) indujo al rey Manuel I de Portugal a alentar a Barros en su idea de escribir una historia épica de los portugueses en Asia. Pero primero escribió varias obras morales, pedagógicas y gramaticales, entre ellas Rópica pnefma (1532 “Mercancía espiritual”), el diálogo filosófico más importante de la época en Portugal, y una cartilla-catecismo portuguesa elemental (1539) que se convirtió en el prototipo de todas esas obras.


El fuerte portugués de Santiago, Cabo Verde

La Cidade Velha (Ciudad Vieja) de la isla de Santiago en las islas de Cabo Verde se encuentra a 15 kilómetros al oeste de la ciudad de Praia, a lo largo de la costa de la isla de Santiago. Constituye la primera ciudad construida por europeos en los trópicos y la primera capital del archipiélago de Cabo Verde.

El asentamiento fue originalmente nombrado como Ribeira Grande, cambiando de nombre para evitar ambigüedades con el pueblo homónimo en la isla de Santo Antão. Debido a su historia, manifestada por un valioso patrimonio arquitectónico, el 26 de junio de 2009 el casco antiguo fue clasificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El Forte Real de São Filipe también conocido como Fortaleza Real de São Filipe ou Cidadela & # 8211 que domina la ciudad a 120 metros de altura & # 8211 fue erigido en 1587. Este fuerte fue la primera y más importante fortificación del archipiélago de Cabo Verde . Las obras se iniciaron en 1587 y se completaron en 1593, a cargo del ingeniero militar João Nunes y con trazos del arquitecto e ingeniero militar italiano Filippo Terzi.

El Fuerte presenta una forma trapezoidal, con muros de piedra, dos baluartes completos pentagonales en las esquinas oeste y este, separados por cortinas, y dos medios baluartes en las esquinas norte y sur, con sus torres de vigilancia. Se accede al interior de la fortaleza por dos puertas: la puerta principal se encuentra en el muro suroeste en el lado que da a la ciudad. El conjunto defensivo todavía estaba integrado por siete pequeñas fortificaciones.

Fuerte portugués de Santiago, Cabo Verde. Autor y Copyright João Sarmento

Fortaleza Sao Filipe, Santiago, Cabo Verde. Google Earth

Fuerte portugués de Santiago, Cabo Verde. Autor y Copyright João Sarmento Fuerte portugués de Santiago, Cabo Verde. Autor y Copyright João Sarmento Fortaleza Sao Filipe, Santiago, Cabo Verde. Google Earth


El comienzo de la colonización

Ceuta fue el primer territorio que se convertiría en colonia portuguesa tras "su conquista" contra un bastión musulmán en 1415. Con aproximadamente 200.000 hombres, Portugal tomó el control de la ciudad en un día.

En 1453 Portugal sufrió un retraso económico porque los islamistas cerraron el camino tanto por mar como por tierra, lo que impidió el mantenimiento de las actividades comerciales hasta encontrar una nueva ruta.

Como resultado, Portugal pasó a formar parte de la India, que estuvo bajo su mandato hasta 1960. En esta ruta se establecieron las actividades mercantiles, militares y de tránsito que Portugal perdió a causa de los islamistas.

Pero el establecimiento de una colonia portuguesa en territorio indio no se detuvo solo como una parada comercial. El país lusitano comenzó a enseñar religión según la Iglesia Católica Romana en el territorio, que se mantuvo hasta 1812.

Al mismo tiempo, los portugueses fueron los primeros europeos en establecerse en África. Esto les dio el derecho a ser los últimos en retirarse de estas tierras a fines del siglo XX, después de varias guerras sangrientas y revoluciones independentistas.

La colonización de Cabo Verde se produjo en 1456, en Santo Tomé en 1472, en Guinea en 1474 y en Goa en 1498. Se consideró una etapa de esplendor económico porque Portugal importaba recursos naturales y minerales. Además, el imperio utilizó a los nativos para beneficiarse de la venta de esclavos a los países vecinos.

Para 1482 llegan a Angola, lo que les proporciona una fuente de recursos naturales a todos los niveles. Yacimientos de petróleo, diamantes, oro, hierro, cobre y nuevamente la trata de esclavos, un "comercio" creciente.

En 1505, Mozambique fue ocupada por portugueses para asentarse en una provincia que anteriormente había pertenecido a los islamistas. Este territorio lo convirtió en una parte vital de su imperio. La base de esta colonia era oro, plata y esclavos.

En 1878 se publicó un decreto para la abolición de la esclavitud en Mozambique, un decreto que no hizo cambios significativos porque los africanos tenían que trabajar muchas horas por muy poco dinero. Sin embargo, las escuelas portuguesas, los hospitales y las carreteras que hasta hoy conectan Mozambique con Zimbabwe se construyeron para establecer familias portuguesas allí de forma permanente.

A pesar del decreto que abolió la esclavitud y construyó estructuras para la calidad de vida portuguesa, estos últimos recursos no estaban disponibles para quienes no eran portugueses.

Mozambique estaba destinado a crear industrias mineras y azucareras entre otras y, por supuesto, sus habitantes se vieron obligados a trabajar en una situación denigrante.

Para el año 1891 se acuerda con los ingleses los lugares que los portugueses mantendrían en el futuro dentro del Sur de África, cambiando el estatus de provincia portuguesa a colonia portuguesa en 1910.

Los grupos nacionalistas comenzaron a luchar por la liberación de Mozambique, pero luego de años de asesinatos, levantamientos y guerrillas, en 1975 fue declarado país independiente.

Además, hubo otros establecimientos que nunca se convirtieron en colonias portuguesas como Nagasaki, que era solo un puerto estratégico para la venta de tabaco, especias, pan, textiles, etc.


La colonización portuguesa de Cabo Verde - Historia

Castillo de Elmina, África Occidental, 1668. Este castillo fue erigido por los portugueses en 1482 como São Jorge da Mina, en lo que hoy es Ghana en África Occidental. Elmina finalmente se convirtió en uno de los centros comerciales más traficados en la trata transatlántica de esclavos.

Réplica de la carabela Boa Esperança, imagen de Hernâni Viegas, Lagos, Portugal, 2013.La invención de la carabela a principios del siglo XV permitió a los marineros portugueses viajar hacia el sur a lo largo de la costa atlántica de África.

Encontrar una nueva ruta comercial

Hasta finales de la era medieval, el sur de Europa constituía un mercado importante para los comerciantes del norte de África que traían oro y otras mercancías, y un pequeño número de esclavos, en caravanas por el desierto del Sahara. Pero a principios del siglo XV, los avances en la tecnología náutica (especialmente la invención de la carabela, con su casco aerodinámico y velas latinas triangulares) permitieron a los marineros portugueses viajar hacia el sur a lo largo de la costa atlántica de África en busca de una ruta marítima directa a las regiones productoras de oro. en África occidental subsahariana. Fundada en 1482 cerca de la ciudad de Elmina en la actual Ghana, la feitoria São Jorge da Mina fue de especial importancia porque dio a los portugueses un acceso mucho mejor a las fuentes de oro de África Occidental.

Mapa de descubrimientos, exploraciones, contactos y conquistas portuguesas, 1336 a 1543, creado en 2009. Las fechas de llegada se indican con la ubicación de las principales rutas marítimas al Océano Índico en azul y los territorios reclamados bajo el reinado de Juan III de Portugal (r. 1521-57) en verde .

Los marineros portugueses navegaron más allá del cabo Bojador, Marruecos, por primera vez en la década de 1430. En 1445, se estableció un puesto comercial en la pequeña isla de Arguim frente a la costa de la actual Mauritania. A medida que los barcos portugueses continuaron explorando las costas y ríos africanos durante las siguientes décadas, establecieron feitorias o el comercio de "fábricas" con el objetivo de aprovechar las redes comerciales locales preexistentes. Los comerciantes portugueses adquirieron no solo cautivos para la exportación, sino también diversos productos básicos de África occidental como marfil, pimientos, textiles, cera, cereales y cobre.

Mapa de Santiago, Cabo Verde, 1589, creado por Giovanni Battista Boazio. Santiago fue la primera de las islas de Cabo Verde en ser colonizada por portugueses en la década de 1460. La trata de esclavos de África Occidental finalmente convirtió a Cidade Velha en Santiago en una de las ciudades más ricas del imperio portugués.

Además de los puestos comerciales, Portugal estableció colonias en islas africanas atlánticas previamente deshabitadas que luego servirían como puntos de recolección para cautivos y mercancías que se enviarían a Iberia y, finalmente, a las Américas. La colonización portuguesa de las islas de Cabo Verde, a unas 350 millas al oeste de la parte continental de la Alta Guinea, estaba en marcha en la década de 1460. Más al sur, en el Golfo de Guinea, los marineros portugueses encontraron las islas de Santo Tomé y Príncipe alrededor de 1470. La colonización de Santo Tomé comenzó en la década de 1490. Ambos grupos de islas sirvieron como entrepôts para el comercio portugués en vastas regiones de África occidental. Aunque Santo Tomé se convirtió en un importante productor de azúcar, la isla también recolectaba esclavos para el transbordo a Elmina, muchos de los cuales serían vendidos a comerciantes locales y utilizados para transportar oro desde el interior.

Mapa de la costa de África occidental que muestra "A mina" (la mina), que más tarde se convirtió en Elmina en la actual Ghana, ca. siglo dieciseis.

A pesar del éxito de Portugal en el uso de rutas marítimas para eludir finalmente las rutas comerciales terrestres transsaharianas controladas por intermediarios musulmanes, la actividad portuguesa en África occidental pronto se vio eclipsada por un comercio mucho más lucrativo en la India. En 1453, la exitosa captura de Constantinopla (Estambul) por parte del Imperio Otomano, antes la principal fuente de especias, sedas y otros artículos de lujo de Europa Occidental producidos en Oriente Medio y Asia, añadió más motivación para la expansión europea en el extranjero. Después de varias décadas de expediciones portuguesas que se aventuraron hacia el sur a lo largo de las costas de África occidental, el navegante portugués Bartolomeu Dias navegó alrededor del Cabo de Buena Esperanza en 1488, abriendo el acceso europeo al Océano Índico. A finales del siglo XV, los comerciantes portugueses pudieron sortear los bastiones comerciales, políticos y militares islámicos tanto en el norte de África como en el Mediterráneo oriental. Un resultado significativo de la expansión portuguesa en el extranjero durante este período fue un aumento espectacular del acceso ibérico a las redes comerciales subsaharianas.


Cabo Verde: de colonia a historia de éxito

El visitante de esta ordenada capital costera encuentra servicios que son recuerdos del resto de África de habla portuguesa: taxis, teléfonos públicos, recolección de basura, mercados bulliciosos y restaurantes que ofrecen langosta fresca.

Quince años después de que el imperio de 500 años de Portugal y # x27 comenzara a colapsar en África, solo uno de los nuevos países, Cabo Verde, ha progresado.

En diversas combinaciones, las guerras civiles, la huida de los blancos, las políticas socialistas y siglos de abandono colonial contribuyeron a reducir drásticamente los niveles de vida en Portugal y otras cuatro antiguas colonias: Angola, Guinea-Bissau, Mozambique y Santo Tomé y Príncipe.

La única historia de éxito es Cabo Verde, durante mucho tiempo ridiculizado como la colonia de patitos feos de Portugal, un archipiélago atlántico de 10 islas volcánicas que ha sido devastado durante siglos por ciclos sombríos de sequía y hambruna. & # x27 Umbral de desarrollo & # x27

Pero, desde la independencia en 1975, la esperanza de vida ha aumentado en 20 años, hasta los 65 años, para los residentes de Cabo Verde. El ingreso per cápita casi se ha duplicado en esta década: de 277 dólares en 1980 a 500 dólares en 1987. & # x27 & # x27El Cabo Verde está a punto de cruzar el umbral del desarrollo & # x27 & # x27, dijo Martino Meloni, delegado de ayuda de la Comunidad Europea & # x27. aquí. & # x27 & # x27Pero todavía necesitan ayuda para consolidar su base. & # x27 & # x27

Beneficiándose de los donantes de ayuda internacional, esta nación de 350.000 habitantes atrajo constantemente la mayor ayuda per cápita de cualquier país de África occidental en la década de 1980 & # x27. En 1987, el país recibió $ 86 millones en ayuda, el equivalente a la mitad del producto nacional bruto, o $ 246 en ayuda para cada isleño.

& # x27 & # x27 Hemos golpeado todas las puertas -sabemos cómo funciona el sistema & # x27 & # x27, dijo José Brito, viceministro de Planificación. & # x27 & # x27Sin embargo, siento que la ayuda exterior ganó & # x27t ya no crecerá & # x27 & # x27. & # x27 & # x27

Mirando hacia la década de 1990 y 27, los caboverdianos dicen que el desarrollo debería estar impulsado por la inversión extranjera privada.

En noviembre pasado, el partido gobernante adoptó un programa económico para atraer operaciones de turismo, banca, procesamiento de datos y plantas de ensamblaje. En diciembre, las autoridades firmaron contratos con un grupo escandinavo para construir 2.500 habitaciones de hotel. Estudiando otro éxito

Cabo Verde también ha estudiado la zona de procesamiento de exportaciones de Mauricio & # x27, que ha atraído a 530 empresas de montaje en cinco años con tasas salariales e impuestos bajos.

& # x27 & # x27Mucha gente está empezando a entrar & # x27 & # x27, dijo Raymond A. Almeida, un empresario de Cabo Verdiano-estadounidense que ayuda a los inversores.

Las explicaciones que se dan aquí sobre los triunfos de Cabo Verde & # x27 son diversas.

& # x27 & # x27No hubo ruptura con la administración colonial & # x27 & # x27, dijo Brito, señalando que la transición a la independencia fue gradual. Además, en el sistema de castas raciales del Portugal colonial, los habitantes de Cape Verd, en gran parte mestizos, tenían un mayor acceso a la educación y eran utilizados como administradores coloniales. En el momento de la independencia, Cabo Verde disponía de un cuadro de administradores experimentados.

En el resto del África portuguesa, la independencia estuvo acompañada de la huida de los blancos y, en Angola y Mozambique, de la guerra civil. Los cuatro países quedaron paralizados por el abandono colonial de la educación.

El golpe de Estado de los oficiales de izquierda en Portugal en 1974 dejó como legado & # x27 & # x27people & # x27s republics & # x27 & # x27 en Angola y Mozambique y los gobiernos socialistas en Guinea Bissau y Santo Tomé y Príncipe. Hoy, los cuatro están tratando de reparar el daño con una liberalización económica radical y apelaciones a los inversionistas extranjeros.

Finalmente, a diferencia de los habitantes del continente rico en recursos, la gente de este archipiélago seco y azotado por el viento aprende la frugalidad y el pragmatismo a una edad temprana.

Arístides Pereira, presidente de Cabo Verde & # x27, dijo en una entrevista reciente: & # x27 & # x27La principal riqueza de nuestro país es la gente. Es todo lo que tenemos. & # X27 & # x27

Debido a las difíciles condiciones de vida, aproximadamente el doble de caboverdianos viven fuera del país que en las islas. Pero el gobierno se ha movido hacia la emigración minera de la misma manera que otros países extraen fosfato. Los vuelos de pasajeros son ahora regulares entre Sal y los principales puntos de la diáspora de Cabo Verdiano: Ámsterdam, Boston, Dakar, Lisboa, Luanda, París y Río de Janeiro.


Herencia de la lengua portuguesa en África

Tras la conquista, en 1415, del bastión árabe de Ceuta en Marruecos, los portugueses fueron los primeros europeos en explorar la costa africana, y en la década de 1460 construyeron el primer fuerte en Arguin (Mauritania). 1482 fue el año de la construcción del Castillo de São Jorge da Mina en Gold Coast (Ghana). En 1487 el explorador portugués Bartolomeu Díaz rodeó el Cabo de Buena Esperanza y en 1497 Vasco da Gama circunnavegó el continente africano y llegó a la India (1498).

Los portugueses prácticamente dominaron indiscutiblemente la costa africana durante los siglos XV y XVI. Los asentamientos portugueses en África fueron utilizados por los barcos portugueses como estaciones de suministro en la ruta a la India, pero también eran estaciones comerciales, donde los portugueses comerciaban con oro, esclavos y especias con los africanos y el idioma portugués se usaba como Lingua Franca a lo largo de las orillas del mar africano.

Ahora el portugués se habla en varias naciones de África, principalmente en las antiguas colonias portuguesas: es el idioma oficial en Mozambique, en Angola, en Santo Tomé y Príncipe, en Guinea-Bissau y en las islas de Cabo Verde, una especie de portugués criollo es utilizado en Senegal, en Guinea-Bissau, en las islas de Cabo Verde, en Santo Tomé y Príncipe y también en Guinea Ecuatorial. Una gran comunidad de portugueses de Portugal, Angola y Mozambique reside en Sudáfrica.

El idioma portugués también ha influido en varios idiomas africanos. Muchas palabras portuguesas se prestaron permanentemente a varios tipos de idiomas africanos, como el suajili y el afrikaans.

COSTA DE ÁFRICA OCCIDENTAL e ISLAS DEL CABO VERDE

En el siglo XVI a lo largo de la costa de Senegal, Gambia y Guinea, el asentamiento de varios grupos de comerciantes portugueses y Lançados (mestizos) contribuyó a la difusión del idioma portugués en esas áreas. Hoy en día todavía se habla un criollo portugués en Casamance (criollo de Ziguinchor en Senegal y Gambia) y Guinea-Bissau (criollo de Bissau-Bolama, criollo de Bafatá y criollo de Cacheu), su nombre local es Kriol (Crioulo). Esta lengua es la primera lengua criolla que surgió del contacto entre europeos y africanos.

En Guinea-Bissau, el kriol es el idioma nacional y el portugués es el idioma oficial. Las islas de Cabo Verde fueron una colonia portuguesa hasta 1975, por lo que el portugués es hoy el idioma oficial del archipiélago. El criollo caboverdiano (kriol o crioulo) lo habla toda la población y es similar al de Guinea-Bissau y Casamance. El portugués es el segundo idioma de muchas personas.

Cabo Verde: 350.000 hablantes de criollo de Cabo Verde como primer idioma (1990), el portugués es el segundo idioma para la mayoría.

Guinea-Bissau: 150.000 hablantes de la primera lengua criolla (1996) y 600.000 usuarios de una segunda lengua 20.000 hablantes de la primera lengua portuguesa (1991).

Senegal y Gambia: 55.000 hablantes de criollo ziguinchor como primera lengua (1990). El dialecto de Senegal es un poco diferente al de Guinea-Bissau, con algo de vocabulario francés.

Comunidades de habla portuguesa en África hoy. Herencia de la lengua portuguesa en África. Autor Marco Ramerini

GOLFO DE GUINEA

Una especie de lengua portuguesa (criolla) se desarrolló a lo largo de la costa de Ghana (Gold Coast) y fue hablada por comerciantes nativos en sus tratos con los otros europeos (holandés, inglés, daneses, brandeburgo, franceses, suecos), durante los días 16, 17 y XVIII, incluso varios años después del abandono portugués de la Costa Dorada. Hasta 1961 Portugal tenía un fuerte en Dahomey, ahora llamado Benin. Su nombre es São João Baptista de Ajudá (Ouidah). Aquí el portugués fue utilizado en los siglos pasados ​​por una comunidad de descendientes portugueses mixtos. El portugués también se utilizó en el Reino de Dahomey como lengua para las relaciones exteriores con los demás europeos.

En varias islas del Golfo de Guinea todavía se habla el criollo portugués. Estas islas son: islas de Santo Tomé y Príncipe (Santo Tomé y Príncipe), isla de Annobón (Guinea Ecuatorial). Santo Tomense (Forro) y Angolar (Moncó) se hablan en la isla de Santo Tomé, Príncipe en la isla Príncipe. Estos criollos son bastante distintos de los criollos de Cabo Verde, Guinea-Bissau, Senegal y Gambia.

El portugués es el idioma oficial de Santo Tomé y Príncipe y es hablado como segundo idioma por la mayoría de los habitantes en 1993 solo 2.580 personas lo usaban como primer idioma. En la isla de Annobon (Pagalu, Guinea Ecuatorial), la población habla un tipo particular de criollo portugués, llamado annobonés o Fá d & # 8217Ambô, una rara mezcla de dialectos angoleños bantú y portugués antiguo, que es similar al de Santo Tomé. El portugués se convirtió en el tercer idioma oficial de Guinea Ecuatorial desde el 20 de julio de 2010.

Santo Tomé y Príncipe: 85.000 hablantes de lengua materna de Santo Toménse (isla de Santo Tomé), 9.000 hablantes de lengua materna angolar (isla de Santo Tomé) y 4.000 hablantes de lengua materna de Príncipe (isla de Príncipe) (1989) 2.580 hablantes de lengua materna portuguesa (1993) y una gran parte de los habitantes habla portugués como segunda lengua.

Guinea Ecuatorial: 8.950 hablantes de lengua materna annobonesa (Isla de Annobón) (1993). El portugués se convirtió en el tercer idioma oficial de Guinea Ecuatorial desde el 20 de julio de 2010.

ÁFRICA DEL SUR: Congo, Angola, Sudáfrica y Mozambique.

Durante el siglo XVI en el Kingdon del Congo, muchas personas de la clase dominante hablaban portugués con fluidez. Este idioma también fue el vehículo para la difusión del cristianismo. El testimonio de un viajero europeo en 1610 demuestra que en Soyo todos los niños aprendían portugués. Hay pruebas de la existencia en el Reino del Congo de escuelas portuguesas dirigidas por los misioneros durante los siglos XVII y XVIII. En los siglos XVI, XVII y XVIII la influencia y el uso del portugués como lengua comercial se extendió por la costa del Congo y Angola desde Loango hasta Benguela.

En Angola & # 8211 una colonia portuguesa hasta 1975 & # 8211 el portugués es el idioma oficial y es hablado por muchas personas. La mayoría de los mestiços (en 1995 alrededor del 1,5% de la población angoleña, es decir 170.000) hablan portugués como lengua familiar y tendían a identificarse con la cultura portuguesa. En Mozambique & # 8211 otra colonia portuguesa hasta 1975 & # 8211 El portugués es el idioma oficial y es hablado por muchas personas, principalmente como segundo idioma. En Sudáfrica, el portugués lo hablan personas de ascendencia portuguesa y los inmigrantes de Angola, Mozambique y Brasil (600.000).

Angola: 57.600 hablantes de portugués como primera lengua (1993) y una gran parte de los habitantes habla portugués como segunda lengua.

Mozambique: 30.000 hablantes de portugués como primer idioma (1993) y 4.000.000 de usuarios de un segundo idioma, aproximadamente el 30% de la población (1991).

Sudáfrica: más de medio millón de hablantes de portugués como primer idioma.

ÁFRICA ORIENTAL: Kenia y Tanzania.

El portugués se utilizó como lingua franca en los siglos XVII y XVIII. Esto se debió a la dominación portuguesa de la costa este de África hasta finales del siglo XVII. Mombasa se mantuvo hasta 1698 y se intentó una breve reocupación en 1728/1729. Hay pruebas dadas por un teniente inglés de que en 1831 un hombre de Mombasa hablaba un portugués confuso. El contacto entre portugueses y africanos influyó también en el idioma swahili, que hoy se utiliza en toda la costa del este de África. Hay más de 120 palabras de origen portugués en el idioma swahili.

BIBLIOGRAFÍA SOBRE LA LENGUA PORTUGUÉS EN ÁFRICA:

& # 8211 Chataigner, Abel & # 8220Le créole portugais du Sénégal: observaciones et textes & # 8221?, En: Journal of African languages ​​Vol. 1,1 1963, págs.44, 71

& # 8211 Cardoso, Eduardo & # 8220O Crioulo da Ilha de São Nicolau de Cabo Verde & # 8221, 142 pp., Imprensa Nacional, 1989, Lisboa, Portugal.

& # 8211 Couto, Hildo Honório hacer. & # 8220 La génesis del criollo portugués en África & # 8221, en: Holm, John & amp Frank Byrne (eds.). & # 8221 El Atlántico se encuentra con el Pacífico: una visión global de la pidginización y la creolización & # 8221, John Benjamins Publishing Company, 1993, Amsterdam, Países Bajos, págs. 381-389.

& # 8211 Dalphinis, Morgan, & # 8220 Influencias de la lengua africana en criollos léxicamente basados ​​en portugués, inglés y francés con especial referencia a Casamance Kriul, Gambian Krio y Santa Lucía Patwa & # 8221, 756 pp. PhD. Tesis, Universidad de Londres, 1981, Londres, Reino Unido.

& # 8211 Ferraz, Luís Ivens & # 8220 El criollo de Santo Tomé & # 8221, 122 pp., Separata African Studies, 37, Witwatersrand University Press, 1979, Johannesburgo, Sudáfrica.

& # 8211 Günther, Wilfried & # 8220Das portugiesische Kreolisch der Ilha do Príncipe & # 8221 Selbstverlag, 1973, Marburg an der Lahn.

& # 8211 Kihm, Alain & # 8220 Sintaxis de Kriyol: la lengua criolla basada en portugués de Guinea-Bissau & # 8221, VIII, 310 pp. Biblioteca de lengua criolla n ° 14, John Benjamins Publishing Company, 1994, Amsterdam y Filadelfia.

& # 8211 Lorenzino, Gerardo A., & # 8220 El portugués criollo angolar de Santo Tomé: su gramática e historia sociolingüística & # 8221, 290 pp. Ph.D. inédito. Tesis, City University of New York, 1998. Esta tesis trata sobre la génesis y el desarrollo del portugués criollo angolar de Santo Tomé y Príncipe (Golfo de Guinea), frente a las costas de África Occidental. Angolar es el idioma hablado por los descendientes de esclavos cimarrones que escaparon de las plantaciones portuguesas en Santo Tomé a mediados del siglo XVI.

& # 8211 Maurer, Philippe & # 8220L & # 8217angolar. Un créole afro-portugais parlé à São Tomé & # 8221, Buske, 1995, Hamburgo.

& # 8211 Moreau, Marie-Louise & # 8220 Destino de uma sociedade, destino de uma língua. Balizas para a historyia do crioulo português em Ziguinchor & # 8221 en: & # 8220PAPIA Revista de Crioulos de Base Ibérica & # 8221, Universidade de Brasília, Volumen 3, nº 1, 1994

& # 8211 Perl, Mathias & # 8220Acerca de Alguns Aspectos Históricos do Português Crioulo em África & # 8221, en: & # 8220Biblos & # 8221, vol. LVIII (Segunda Parte da Homenagem a M. Paiva Boleo), 1-12 págs. FLUC, 1983, Coimbra, Portugal.

& # 8211 Perl, Mathias & # 8220 Una reevaluación de la importancia de los primeros pidgin / portugués criollo & # 8221, pp. 125 & # 8211 130, JPCL (Journal of Pidgin and Creole Languages) N ° 5/1 (abril de 1990), John Benjamins Publishing Company, Amsterdam y Filadelfia.

& # 8211 Ploae-Hanganu, Mariana & # 8220Le créole portugais de l & # 8217Afrique: sa base portugaise & # 8221, 2 vols. (251, 58 y sig.): [10] mapas, 1991, Lisboa.

& # 8211 Washabaugh, William y Greenfield, Sidney M. & # 8220La expansión portuguesa y el desarrollo de las lenguas criollas atlánticas & # 8221 En: & # 8220Luso-Brazilian Review & # 8221 n. 18 (2), 1981, 225-238 págs.


La colonización portuguesa de Cabo Verde - Historia

Cubierta de Crónica dos feitos da Guiné por Gomes Eanes de Zurara, publicado en 1460, París, Francia, cortesía de la Bibliothèque nationale de France. El rey Alfonso V encargó la Crónica, que fue compuesta por primera vez por Zurara en 1453. Esta crónica documenta el desarrollo temprano de los intereses portugueses en el tráfico de esclavos a gran escala fuera de África Occidental.

Con la expansión de Portugal en África occidental en el siglo XV, los comerciantes ibéricos comenzaron a reconocer el potencial económico de una empresa de tráfico de esclavos a gran escala. Uno de los primeros en registrar este sentimiento, según el cronista real portugués Gomes Eanes de Zurara, fue un joven capitán de barco llamado Antam Gonçalvez, que navegó hacia África Occidental en 1441 con la esperanza de adquirir pieles de foca y aceite. Tras obtener su cargamento, Gonçalvez convocó a una reunión de los veintiún marineros que lo acompañaban y develó su plan para incrementar sus ganancias. Según Zurara, Gonçalvez le dijo a su tripulación, “ya ​​tenemos nuestro cargamento, pero qué justo sería si nosotros, que hemos venido a esta tierra por un cargamento de tan insignificante mercadería, nos encontráramos con buena suerte y traigáramos los primeros cautivos ante la presencia de nuestro Príncipe? Esa noche, Gonçalvez encabezó una incursión en Cap Blanc, una península estrecha entre el Sahara Occidental y Mauritania, y secuestró a dos bereberes, un hombre y una mujer. Otro marinero portugués, Nuno Tristão, y miembros de su tripulación pronto se unieron a Gonçalvez. Aunque la redada resultó en menos de una docena de cautivos, Zurara imagina en su relato que el príncipe Enrique de Portugal respondió a esta empresa con “alegría, no tanto por la cantidad de cautivos tomados, sino por la perspectiva de otros [innumerables] cautivos que podría ser tomado ".

Si bien se considera que el viaje de Gonçalvez en 1441 marcó el comienzo de la trata transatlántica de esclavos, también puede verse como una extensión de una antigua tradición de incursiones y rescates en ambas orillas del Mediterráneo. Al regresar a Portugal, Gonçalvez trató a sus cautivos de acuerdo con esta costumbre y les permitió negociar los términos de su liberación. En lugar de ofrecer un rescate en dinero, los cautivos prometieron darle a Gonçalvez diez esclavos a cambio de su propia libertad y un pasaje seguro a casa. Según el cronista real Zurara, los bereberes explicaron que estos nuevos cautivos serían "negros [y] no del linaje de moros, sino gentiles". Así, en 1442, Gonçalvez devolvió a sus cautivos bereberes al Sáhara Occidental, recibiendo como pago a diez africanos subsaharianos esclavizados, a quienes luego transportó de regreso a Portugal para su reventa.

Las tradiciones legales ibéricas del siglo XV regulaban el trato de los cristianos a judíos, musulmanes y otros cristianos, delineando claramente, por ejemplo, quién era esclavizable y quién no. Por el contrario, la situación jurídica de las personas que no encajaban en estas categorías era más ambigua. Los argumentos legales y filosóficos para abordar este tema comenzaron a evolucionar durante la segunda mitad del siglo XV, una vez que los marineros portugueses comenzaron a regresar a Iberia con cautivos adquiridos en África Occidental y África Central Occidental. En particular, el tratamiento de los "gentiles negros" se abordó en 1452 y 1455, cuando el Papa Nicolás V emitió una serie de bulas papales que concedían a Portugal el derecho de esclavizar a los africanos subsaharianos. Los líderes de la iglesia argumentaron que la esclavitud servía como un disuasivo natural y una influencia cristianizadora del comportamiento "bárbaro" entre los paganos. Usando esta lógica, el Papa emitió un mandato al rey portugués Alfonso V y lo instruyó:

. . . invadir, buscar, capturar, vencer y someter a todos los sarracenos y paganos que sea ... [y] reducir sus personas a la esclavitud perpetua, y aplicar y apropiarse para él y sus sucesores los reinos, ducados, condados, principados, dominios, posesiones y bienes, y convertirlos para su uso y beneficio. . .

Romanus pontifex, bula papal del Papa Nicolás V, Portugal, 8 de enero de 1455, cortesía del Arqivo Nacional da Torre do Tombo, Lisboa, Portugal. Esta bula papal otorgó legalmente a Portugal el derecho de esclavizar a todas y cada una de las personas que encuentren al sur del cabo Bojador, en la costa del Sahara Occidental. Hacia la mitad de la bula, el Papa declara que todos los africanos subsaharianos de ahora en adelante serán sometidos a esclavitud perpetua.

Extracto en latín

Nos, premissa omnia et singula debita meditacióne pensantes, ac attendentes quod cum olim prefato Alfonso Regi quoscunque Sarracenos et paganos aliosque Christi inimicos ubicunque constituye, ac regna, ducatus, principatus, dominia, posesiones, et mobilia ac immobilia bona quecunque per eos detenta ac posessa invadendi, conquirendi, expugnandi, debellandi, et subjugandi, illorumque personas in perpetuam servitutem redigendi.

Traducción en inglés

Nosotros [por tanto] ponderamos todas y singularmente las premisas con la debida meditación, y observando que ya que anteriormente por otras cartas nuestras habíamos concedido, entre otras cosas, libre y amplia facultad al citado rey Alfonso: invadir, buscar, capturar, vencer, y someter a todos los sarracenos y paganos que sea, y a otros enemigos de Cristo dondequiera que estén, y a los reinos, ducados, principados, dominios, posesiones y todos los bienes muebles e inmuebles que posean y posean, y reducir sus personas a la esclavitud perpetua.

[Traducción de Davenport, Frances Gardiner. Ed. Tratados europeos relacionados con la historia de los Estados Unidos y sus dependencias hasta 1648. Institución Carnegie de Washington, Washington, D.C .: 1917, pág. 23.]

Aunque la bula papal menciona "invadir" y "vencer" a los pueblos africanos, ninguna nación europea estuvo dispuesta o fue capaz de poner un ejército en África occidental hasta la colonización portuguesa de Angola más de un siglo después (e incluso entonces, las fuerzas portuguesas recibieron una gran ayuda de ejércitos de mercenarios Imbangala o “Jaga”). Las primeras incursiones, como la realizada por Gonçalvez y Tristão en 1441, fueron inusuales, y es posible que solo hayan sido posibles porque los portugueses nunca antes habían hecho incursiones al sur del cabo Bojador. Los marineros portugueses pronto se enteraron de que los habitantes de la costa de la Alta Guinea eran más que capaces de defenderse de tales incursiones. Poco después de su viaje de 1441, Tristão y la mayor parte de su tripulación murieron frente a la costa del actual Senegal.

Antes de la colonización de Angola, las colonias portuguesas y los centros comerciales en África se establecían generalmente en islas que anteriormente habían estado deshabitadas. Mientras tanto, las feitorias en el continente dependían en gran medida de mantener buenas relaciones con las poblaciones locales. Por lo tanto, además de justificar la esclavitud de musulmanes y otros pueblos no cristianos, incluida una población cada vez más importante de africanos subsaharianos y sus descendientes, en el mundo ibérico, esta legislación esencialmente autorizó a los colonos y comerciantes portugueses en el extranjero a adquirir africanos esclavizados a través del comercio. , basándose en mercados y rutas comerciales preexistentes.

Como indica la bula de 1455, al principio la Iglesia limitó oficialmente el comercio de esclavos africanos a Alfonso de Portugal. Independientemente, pronto siguieron otros grupos europeos. Durante finales de los siglos XV y XVI, los marineros franceses e ingleses intentaron ocasionalmente hacer incursiones o comerciar con asentamientos portugueses y comunidades africanas autónomas. Durante la Guerra de Sucesión de Castilla (1475-1479), la facción española que apoyaba a Isabel, futura reina Isabel de Castilla, desafió directamente las reclamaciones portuguesas en África occidental, enviando grandes flotas para asaltar las islas de Cabo Verde y comerciar cerca de Elmina. A pesar del reconocimiento formal de Castilla de los intereses portugueses en África occidental, estipulado en los tratados de Alcáçovas (1479) y Tordesillas (1494), los viajes organizados en Andalucía y las Islas Canarias continuaron visitando puertos africanos.

La Bula Papal de 1455 justificó la expansión de la esclavitud africana (negra) dentro de las primeras colonias ibéricas y la adquisición de más cautivos y territorios africanos, pero el mismo decreto también proporcionó un marco legal para que los africanos subsaharianos negociaran con las autoridades ibéricas en igualdad de condiciones. en pie, y para hacer sus propias afirmaciones, en caso de que se conviertan al cristianismo. Quizás el ejemplo más conocido de esta forma de negociación se encuentra en el Reino de Kongo en África Central Occidental. Durante finales del siglo XV y principios del XVI, las élites políticas de Kongolese adoptaron el cristianismo y enviaron emisarios a Europa. En la década de 1520, el gobernante cristiano de Kongo utilizó la presión diplomática basada en su estatus religioso para tratar de limitar la trata de esclavos portugueses de Kongo.


Ver el vídeo: COLONIZACIÓN PORTUGUESA. independencia de CABO-VERDE África (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Kazirisar

    ¿No te gusta esto?

  2. Tojar

    En ella algo es. les agradezco la ayuda como puedo agradecer?

  3. Daryl

    Entre nosotros hablando, intente buscar la respuesta a su pregunta en Google.com

  4. Telephus

    en casa con una mente curiosa :)

  5. Dukinos

    No pasa nada, este entretenido mensaje.

  6. Brasho

    Disculpa, que te interrumpo, pero no pudiste dar más información.



Escribe un mensaje